Eyaculación precoz: Yo ya! – Blog de sexualidad – SaciaSex Blog

En los encuentros sexuales en parejas heterosexuales, existe en muchas ocasiones la necesidad de realizar el coito, y este además ha de ser prolongado a su máximo exponente. La mujer ha de conseguir un orgasmo, y este ha de ser a través de la penetración.

Es la rapidez o la lentitud en el momento de la eyaculación.

¿Rapidez o lentitud, respecto a qué?

Respecto a mí, tardar poco tiempo en eyacular.

¿Y cuánto tiempo deberías durar?
No sé, pero más. Aunque más que rapidez, lo que siento es como que pierdo el control de la situación.

¿De qué situación?
Pues en la relación sexual, en la penetración.

  • Eyaculador precoz, que eyacula antes de que su compañera obtenga el orgasmo, se da en más del 50% de sus relaciones.
  • Hombre “eyaculador precoz”, cuando no ha adquirido o ha perdido la capacidad de decidir, dentro de los límites razonables, al momento eyaculatorio.

   Quizá estos argumentos te suenen, si no lo has vivido tú en primera persona como eyaculador en potencia, puede que te haya pasado indirectamente. Vamos por partes.
La eyaculación precoz, se manifiesta como un problema en la mayoría de los casos en relación al coito. ¿Casualidad? No lo creo.

Curiosamente, se suele manifestar como un problema en parejas heterosexuales (se da en más del 50% de sus relaciones), y por el contrario, en la masturbación o en las prácticas bucogenitales, no supone un problema, a pesar de que se pueda dar la eyaculación aproximadamente en el mismo tiempo. ¿Por qué?

En los encuentros sexuales en parejas heterosexuales, existe en muchas ocasiones la necesidad de realizar el coito, y este además ha de ser prolongado a su máximo exponente. La mujer ha de conseguir un orgasmo, y este ha de ser a través de la penetración. Para poder lograrlo, el pene debe de mantener la erección hasta conseguirlo, y además, la eyaculación tiene que darse una vez se haya conseguido el orgasmo de ella. Todo un reto. ¿Pero qué pasa si no se consigue? Se trata de un sentimiento de capacidad.

El hombre, siente que ha de conseguir satisfacer a la mujer, ¿cómo? a través de la penetración. Si no es así, se siente menos hombre, como sí el placer de ella dependiera de su “buen hacer”. Además, en ocasiones, se sigue pensando que conseguir el orgasmo mediante otras técnicas es secundario, los conocidos PREliminares, y este orgasmo ha de ser mediante la penetración, no sirve la estimulación directa del clítoris.

El problema de la eyaculación precoz es relativamente nuevo ¿Por qué?

En la reivindicación por la igualdad, se incluye el reconocimiento de la sexualidad femenina, y es en este contexto en el que aparece la eyaculación precoz como disfunción sexual. Sí, las mujeres han de sentir placer, pero en el camino a ese reconocimiento encontramos un impedimento, y es el pensamiento de que “yo he de proporcionárselo. Aún hay mucho que pulir. Por lo que la rapidez eyaculatoria que antes era una ventaja, ahora, se convertirse en un gran inconveniente. ¿Por qué era una ventaja? Evolutivamente sirve para la perpetuación de la especie, fecundar al mayor número posible en menos tiempo, y si vamos más allá, si a la mujer no le gusta esta práctica sexual porque no obtiene placer, pues cuanto antes eyacule él, mejor.

Uno de los detonantes de esta presión, es que está instaurada la creencia de que la mujer ha de acceder al orgasmo antes de que el hombre eyacule, porque si no es así, el hombre entra en fase de resolución y claro, se duerme, y se acabó. No es cierto, a pesar de entrar en el período refractario, puedes seguir manteniendo relaciones sexuales sin necesidad de mantener la erección. Ya que el pene no es imprescindible. Por lo que si tienes esto presente, nos quitamos el factor tiempo. Además, quisiera que te hicieras una pregunta, ¿Cuando te masturbas, cuánto tardas en eyacular? ¿Cuántos años llevas haciéndolo en ese tiempo récord? Pues todo ese tiempo, estás entrenándote. ¿Cómo quieres ahora de repente, conseguir lo contrario? Es ilógico, ¿verdad?

Si somos conscientes de que la eyaculación precoz, como disfunción, es una construcción social, podemos aprender a variar el proceso eyaculatorio, para poder así manejarlo voluntariamente. Si bien esto es cierto, más importante es tener presente que la eyaculación es una actividad más en la relación, no es ni la finalidad, ni sobre la que ha de girar todo el encuentro. Y además, ser conscientes de que se puede obtener el orgasmo sin coito. Si tienes esto presente, te permitirá vivir tus relaciones sexuales sin preocuparte de aguantar, ni de durar X tiempo, ya que disfrutarás plenamente del placer a través de todos los sentidos, quitando presión, malestar y sin expectativas, viviendo la relación de manera satisfactoria y eliminando este termino que tanto te obsesiona y que no lleva a ninguna parte, la eyaculación precoz

We want to say thanks to the author of this write-up for this outstanding web content

Eyaculación precoz: Yo ya! – Blog de sexualidad – SaciaSex Blog

Discover our social media profiles , as well as other pages related to it.https://catherinecoaches.com/related-pages/