Está tu inteligencia preparada para la nueva forma de flirtear.

A principios de la pandemia muchos se hicieron, o nos hicimos todos, la pregunta: ¿será así cómo se acaba el mundo de las citas? y si bien casi un año más tarde las citas no se han acabado, sí que es cierto que se han puesto mucho más difíciles.

 

Confrontada con este dilema, la escritora y guionista Kaitlyn McQuin respondía a un medio que, aunque ella se toma muy en serio el distanciamiento social, no es tan fácil mantenerse firme después de pasar meses sin ser abrazada; que llegado un punto, si las cosas se ponen serias con alguien, al menos ella, está más que dispuesta a considerar romper el cerco para tener una cita, aunque quizás no una normal: “Creo que no me supondría un gran problema si supiera que la otra persona también pasa la mayor parte de su tiempo encerrado en casa, y si no muestra síntomas, y si no tiene a nadie cerca que esté inmunodeprimido” asegura, “tal vez en esas circunstancias podría quedar con esa persona en un supermercado y podríamos hablar separados por una distancia equivalente a varios espacios de estacionamiento”. Así sí, claro, no hay problema.

Desde #HomoEréctil no nos cansamos de insistir en que el cerebro es el órgano sexual más importante del cuerpo

Se acabaron los tiempos de andar por ahí a lo loco, intercambiando fluidos con cualquiera sin siquiera preguntar su nombre. La monogamia ha vuelto con hambre de victoria. Y además en plan exigente. Si antes una relación monógama implicaba un único compañero sexual ahora además esa persona tendría que, como nosotros, en teoría, mantenerse alejado de todas las demás personas y no sólo de las otras potenciales parejas románticas, como si nos enfrentáramos no a una enfermedad respiratoria si no a la madre de todas las enfermedades de transmisión sexual.

 

Claro, no todo el mundo tiene la fuerza de voluntad necesaria para no saltarse los lugares de estacionamiento que mencionaba McQuin, y mucha gente que al principio de la pandemia se había encontrado sola se ha buscado la manera de no quedarse así mucho más tiempo.

A grandes males grandes remedios: mucha gente se ha servido de las aplicaciones de citas no ya para buscar alguien con quien mantener relaciones sexuales, sino para garantizarse pasar las noches abrazado a otro ser humano, especialmente en ciudades donde esté vigente algún tipo de toque de queda.

Según una mujer que prefiere mantener el anonimato: “Todos mis amigos me criticaron al principio, pero claro, todos ellos tienen pareja. Yo lo que estoy es agradecida de poder tener a alguien con quien compartir mi ansiedad, mi aburrimiento y los raros momentos de placer que podemos darnos, aunque sólo sea para poder mantener la cordura ahora mismo”.

Y es que antes de que la pandemia ocurriera estábamos adquiriendo nuevas costumbres que quizás ya no puedan sobrevivir en este nuevo hábitat. Aplicaciones de citas como Tinder, basadas en poco más que una foto de perfil, habían ido creando un ambiente de flirteo en el que sobraba variedad y gratificación instantánea pero en el que quizás se estaban pisoteando los sentimientos. Nos estábamos metiendo en una especie de “a lo que te truje Chencha” colectivo, sin muchas ganas de responsabilidad emocional. Una cultura en la que cada vez era más raro que las parejas esperasen ningún tiempo considerable antes de intimar físicamente.

 

Pero la espera solía ser la cosa más normal del mundo no hace tanto tiempo. De hecho, cualquier prisa era vista hasta hace poco con cierto grado de desconfianza.

Puesto a verle el lado positivo a las cosas, tal vez el distanciamiento social pueda servirnos para recordarnos que la paciencia puede ayudarnos a construir intimidad, incluso antes de poder llegar a tocarnos, y que esa intimidad, una vez tocándonos, nunca está de más.

La propia McQuin lo ha resumido a la perfección en uno de sus tuits:

“¿Sabes quiénes son los que más van a sufrir durante el distanciamiento social?

Los tipos de las aplicaciones de citas

Bienvenido de nuevo al cortejo, Brad. Bienvenido de nuevo a tener que hablar con una chica durante SEMANAS antes de reunirse.

Ahora ya no somos más que amigos por correspondencia, querido mío.

Jane Austen está a punto de volver a ponerse de moda.

Ándale, guapo: ¡escríbeme un poema!”

 

Así están las cosas. A los guapos de Tinder les ha llegado su momento Cyrano de Bergerac, el soldado poeta de enorme nariz, que tanto ayudó al guapo Christian con sus conquistas. E igual que Christian, ellos quizás también vayan a necesitar, si les fallan las palabras, la ayuda de algún poeta con talento para escribirle cartas de amor a su Roxane. Se acabó lo de capitalizar una única fotografía favorecedora abrazando un tigre en Tinder.

Por el contrario, para la población general esto no tiene por qué ser una mala noticia, ya que según expertos como la terapeuta sexual y psicóloga Tracy Carlson las citas virtuales pueden proporcionar toda una amplia gama de oportunidades para que cualquier relación progrese y no tienen por qué desmerecer lo que ofrecen las relaciones en la vida real.

Según Carlson, varios de sus clientes han aprendido que el distanciamiento social ha creado la oportunidad de que las relaciones se muevan más lentamente, permitiendo la oportunidad de conocer íntimamente a sus parejas potenciales antes de dar “el salto”.
Desde #HomoEréctil no nos cansamos de insistir en que el cerebro es el órgano sexual más importante del cuerpo, y todos los terapeutas estarán de acuerdo en que cualquier oportunidad es buena para que las parejas encuentren formas nuevas y creativas de conectar los unos con los otros aunque no puedan estar juntos en el plano físico.

 

Así que sí, bienvenidos al nuevo cortejo, bienvenidos a la PACIENCIA. Comparte tus fantasías, seduce, dale a la lengua, tómate la molestia de conocer a tus amantes y de darte a conocer. Es un mundo nuevo, pero nadie ha dicho que tenga que ser peor.


We want to say thanks to the author of this article for this remarkable content

Está tu inteligencia preparada para la nueva forma de flirtear.

You can view our social media profiles here , as well as other pages related to them here.https://catherinecoaches.com/related-pages/